Idioma

Cómo utilizar una tarjetas de crédito



Las tarjetas de crédito: una bendición o un demonio recién salido del infierno. Para mí, ninguna de las dos cosas. Tienen sus ventajas y desventajas, pero lo que sí es seguro es que ¡no son para todos! y por supuesto “One size does not fit all” o lo que es lo mismo: no todas las tarjetas son iguales.

EL COSTO

Es importante que al adquirir una tarjeta siempre se tenga claro todos los costos relacionados a ella. Estos costos son:

  • La anualidad. Dependiendo del tipo de tarjeta (las hay desde las más simples hasta las ultra premium) es el costo de la anualidad. Este puede variar desde ser gratis (sí, hay algunas cuantas gratis por ahí) hasta más de $7,000.
  • La tasa de interés. Este es el costo más importante a tener en cuenta. La fórmula es fácil: mientras más porcentaje, más caro.

Así que lo ideal es combinar una tarjeta con baja anualidad y baja tasa de interés. Esto no siempre es posible, pero es una guía.

  • Cargos moratorios. Son todos aquellos cargos que el banco te cobra por no pagar o por pagar tarde. Más adelante explico a fondo este tema.

Comisiones. Dinero que el banco cobra por retiros en cajeros, por los programas de recompensas, etc.

PELIGRO

Donde millones de personas tropiezan con sus tarjetas de crédito es en este punto porque la mayoría NO paga el total del saldo dentro de la fecha que le corresponde.

Va el ejemplo: tengo que pagar $685 para el 8 de marzo o antes. Pero no me alcanza (total, la próxima quincena lo repongo, Sí, ajá). Entonces solo pago $300 dejando un saldo insoluto (sin pagar) de $385 que es ¡más de la mitad de lo que compré! El banco entonces, me cobrará el 2.5% sobre los $385  es decir,  $9.65 . Dando un total por pagar de $394.62. Que parece no ser mucho, pero si le acumulamos…

La cosa se pone más feíta si le agregamos las compras del siguiente mes: ya estamos en marzo y el día 14 compro una blusa de $350. El 17 un regalito para el marido de $500 y una crema de $180. Para el corte del 19 de marzo ya tengo acumulados $1,030 MAS los $395 de las compras del mes anterior y sus intereses. Tenemos un total de $1,425.

Ahora bien, si no pude pagar el 8 de marzo los $385 de mis compras de febrero ¿cómo diablos voy a pagar ahora $1,425?? seguro no me alcanzará de nuevo así que volveré a pagar solo $400 el 8 de abril, dejando un saldo pendiente de $1025, sobre los que el banco me cobrará el 2.5% de interés. (La tasa anual 30% entre los 12 meses del año).

Ya no le sigo para no marear con tanto número, pero así es como una deuda de $600 puede llegar a convertirse en una de $60,000.



Comentarios

*

code